¿CÓMO SE MOVIÓ BUENOS AIRES EN 2021?

INFORME DE MOVILIDAD DE BS. AS. – Q1 & Q2

Autora: Victoria Faruch, Consumer Insights Intern en Beat Argentina

En una ciudad del tamaño de Buenos Aires, para poder entender cómo se mueven las personas, un gran indicador de la movilidad dentro de la ciudad es entender el tráfico vehicular. Para poder lograr esto, utilizamos el indicador “Índice de Tráfico” de la empresa TomTom, un proveedor de dispositivos de navegación. Este indicador mide el porcentaje adicional de tiempo que se genera debido al tráfico vehicular. Por ejemplo, si el indicador señala que en este momento existe un 50% de tráfico, esto significa que si una ruta sin tráfico usualmente se demora 10 minutos, con el tráfico actual se demorará 15 minutos.

El siguiente gráfico muestra dicho indicador en su promedio semanal durante las primeras 26 semanas del año. 

Gráfico №1: Índice de Tráfico en Buenos Aires (promedio semanal)  

Como se puede ver en el gráfico, en las primeras semanas del año hasta mediados de Febrero hubo un leve crecimiento en el tráfico vehicular en Buenos Aires. Luego de tener una ligera caída, el crecimiento continuó hasta los mayores valores de tráfico que se vieron en la primera mitad del año. Este aumento fue ocasionado por el fin del verano, que provocó el regreso de varias personas a Buenos Aires (luego de estar de vacaciones) y, también, que vino de la mano con el comienzo de clases. 

Luego del pico, en el gráfico se evidencia una caída a unos niveles de tráfico vehicular que se mantienen relativamente constantes hasta la semana 21, en donde la movilidad dentro de la Ciudad de Buenos Aires cayó a los niveles más bajos del 2021. Lo que generó esta abrupta disminución del tráfico vehicular fue la cuarentena de nueve días establecida por el gobierno argentino en donde se decretó, como consecuencia de la situación de contagios del COVID-19, que durante ese período iba a haber un aislamiento social estricto. Esta medida fue la más extrema de todo lo que iba del año, prohibiendo la circulación de las personas entre las 6pm y las 6am, entre otras medidas. El progresivo aumento del tráfico vehicular luego de ese período se debe a la relajación de estas medidas, aunque la persistencia de algunas restricciones limitó el crecimiento de la movilidad y no se alcanzaron los niveles de la semana 9.   

Cuando se analiza este indicador para cada día de la semana durante la primera mitad del año, se puede apreciar el efecto “pre-cuarentena”.

Tabla №1: Índice de Tráfico en Buenos Aires (promedio por día)

 Como se puede ver en la tabla del Índice de Tráfico en Buenos Aires (promedio por día), los días de mayor congestión vehicular son los previos a las inmovilizaciones totales prolongadas. En el caso de las semanas 9 a 14, a pesar de que hubo restricciones horarias a la noche para los establecimientos gastronómicos, comerciales y culturales, es evidente que el regreso a clases, la continuación del buen tiempo y la falta de restricciones de movilidad para los ciudadanos tuvieron un efecto positivo en el tráfico vehícular en Buenos Aires. El día mayor movilidad de la primera mitad del 2021, fue el viernes 21 de mayo de la semana 20, el día previo a la primera implementación de una cuarentena estricta en el país este año. En esos nueve días posteriores al viernes, los ciudadanos no podían circular entre las 6pm y las 6am, con todas las actividades sociales, económicas, culturales, educativas, religiosas y deportivas prohibidas. El pico en el tráfico vehicular del viernes está relacionado con las preparaciones previas al momento de la cuarentena (realocarse, salir a comprar, etc), así como también a las posturas de “aprovechar”  el último día y noche antes de esta. 

En las semanas posteriores a la primera mitad del año (de la semana 27 en adelante), la congestión vehícular ha mantenido en términos generales una tendencia positiva. Esto, está en consonancia con la disminución de las restricciones de circulación en Buenos Aires. 

¿Cómo se han movido los usuarios de Beat?

Sin dudas, la pandemia dejó su huella en las ciudades y en la movilidad de las personas. A medida que las restricciones a la circulación se terminan y la apertura de actividades se extiende, hay una realidad que se mantiene y es que muchas personas no quieren viajar en transporte público y prefieren hacerlo con las apps, para evitar la aglomeración y tener un viaje más seguro en cuanto a medidas sanitarias.  

Si consideramos algunos números de Beat, en la semana más dura de la segunda ola de contagios (entre abril y mayo), la demanda se había contraído en un 40% comparado con marzo de 2021. La recuperación se dio recién en junio donde se alcanzaron los mismos niveles que en marzo, mientras que hacia finales de julio e incluyendo agosto la demanda creció un 23% comparado con marzo, y un 100% si comparamos con los peores niveles de la segunda ola.

A partir de un estudio realizado por Beat, se han identificado tres ocasiones de uso de la app:

  • Ocasiones de conveniencia: son los momentos en los que resulta práctico pedir un Beat, como los viajes que son muy temprano por la mañana o tarde en la noche (54%), cuando se está apurado (51%), cuando llueve (50%) o cuando no hay otra opción de transporte (44%).
  • Ocasiones especiales: aquí es donde aplica una fecha como el Día del Amigo, ya que son los momentos en que la gente pide un auto para visitar familiares o amigos (33%) o para ir a una fiesta o reunión (33%). 
  • Ocasiones de día a día: son los momentos cotidianos y rutinarios, como el ir y buscar los chicos al colegio (29%).

El año pasado, durante los momentos más restrictivos de la cuarentena, Beat se mantuvo encendido, brindando a los conductores una fuente de ingresos constante y a los usuarios pasajeros una solución a sus necesidades de movilidad y mensajería.

Respondiendo a las rutinas que se fueron generando con el contexto, se lanzó Beat Envío y Beat Envío Moto en abril 2020. Con solo 5 meses operando en Argentina, Beat adelantó sus planes e implementó los servicios de mensajería que significaron más demanda de pedidos para los conductores, reflejado directamente en sus ganancias.

Además, en septiembre del año pasado los taxistas se sumaron a la flota de conductores de Beat, resolviendo así la falta de solicitudes de viajes en la calle y reduciendo los tiempos de circulación muertos en búsqueda de pasajeros. Desde su lanzamiento en Argentina, los conductores han generado más de 2800 millones de pesos, esto es tanto entre particulares y taxistas, quienes se siguen sumando a la plataforma. Un conductor que maneja con Beat puede alcanzar un ingreso de 215 mil pesos mensuales, sin tener en cuenta el factor de la tarifa dinámica, que impacta positivamente en el total. 

#ADóndeVamos