¿Se puede encontrar el amor en un viaje?

En Beat no nos limitamos a conectar a la gente de un punto a otro. Creemos en las conexiones humanas, buscamos formar parte de la necesidad que todos tienen de seguir avanzando. Nuestra misión es ayudar a las personas a mantenerse conectadas en sus ciudades y reunirse con sus seres queridos. 

 

Más de 22.000.000 de personas en todo el mundo confían en Beat para llegar a donde necesitan, creando sus propias historias. Asimismo, más de 700.000 conductores ayudan a las personas a llegar a sus destinos y a conectarse con sus seres queridos. A lo largo del día, miles de viajes de Beat pueden ser el escenario de nuevas historias que se escriben en el camino, ¡pueden ser la chispa de historias de amor!   

 

Con la llegada del día más romántico del año, nuestros conductores de toda Latinoamérica -aquellos que ven el amor y la vida en todas sus formas cada día- compartieron aquellas historias de amor de pasajeros de las cuales fueron testigos y los alentamos a compartirlas. Cada viaje es un relato único que contar, una ocasión de momentos adorables, emotivos, emocionantes o incluso divertidos.  

 

LA VIDA ES UN HERMOSO PASEO

“He visto muchas parejas en mis viajes con Beat, pero el momento más inolvidable tuvo lugar el año pasado. Ese día recuerdo que me asusté mucho al principio. Estaba trasladando a una joven pareja a su destino cuando oí gritar a la joven desde el asiento trasero. Miré atrás para ver qué pasaba. ¡Su pareja le había dado un anillo de compromiso! ¡Fueron la mejor pareja que subió a mi auto! Ojalá sigan juntos toda la vida”.

 

EL AMOR NO TIENE ETIQUETA

“Hace aproximadamente dos años, una pareja LGBT se subió a mi auto. Eran extranjeros. ¡Durante el trayecto uno de ellos le pidió al otro que se casara con él! Lloraron de alegría. Ese día me enseñó una importante lección: que el amor no tiene etiqueta. Que el amor es la fuerza más poderosa y no tiene género, raza ni religión”. 

 

UN CORAZÓN LLENO DE AMOR

“Hace algún tiempo llevé a un hombre a encontrarse con su novia. Recuerdo que llevaba flores, una caja de bombones y un enorme oso de peluche para ella. Cuando el viaje terminó lo dejé con una gran sonrisa”. 

 

FELIZ PARA SIEMPRE

“En una oportunidad un hombre pidió mi auto para que lo llevara hasta lo de  su pareja. La iba a sorprender con una propuesta de casamiento. Recuerdo que iba muy bien vestido, se sentía muy nervioso y me pidió consejos. Me dijo que su novia era la mujer más hermosa que había conocido y que sería el hombre más afortunado del mundo si ella decía que sí. Por lo general, vemos este tipo de historias en las películas. Nunca pensé que pudieran ocurrir también en la vida real. Mientras lo dejaba, le deseé buena suerte”.

 

UN PASEO INOLVIDABLE

“El año pasado, en un viaje con Beat, una mujer pidió mi auto para llevarle algunas cosas a su hija que estaba a punto de dar a luz; una cuna, una manta, una almohada con el nombre del bebé bordado a mano y algunas otras cosas que no recuerdo bien. Cuando llegamos, su hija ya estaba de parto y tuve que llevar a las dos al Hospital. En ese momento me sentí parte de la familia. Estaba tan nervioso y emocionado como ellas”.

 

AMOR ETERNO

“Más de una vez llevé a la misma pareja de ancianos a cenar un domingo. Ellos iban a un local de tango en y volvían a casa con Beat. Eran el ejemplo perfecto de que el romance nunca se acaba”.

 

CADA VIAJE, UN NUEVO COMIENZO 

“En mayo de 2020, tuve que llevar a dos mamás a parir, obviamente en viajes distintos. Intentaba calmar a sus maridos porque eran padres primerizos. ¡Quién iba a imaginar que podría ser conductor y terapeuta al mismo tiempo!”

 

EL DÍA QUE NOS CONOCIMOS

“Nunca olvidaré este recorrido. Hace tiempo llevé a un hombre de 50 años que iba sentado delante, y detrás había una señora mayor. No hablaban mucho, pero se notaba que el hombre estaba nervioso. Me preguntó si podía parar para recoger a un amigo suyo. No tuve ningún problema, ya que estaba de camino. Salió del auto, abrió la puerta trasera y dijo: “Mamá, mirá quién acaba de llegar a Chile: Humberto, mi hermano y tu hijo”. Hacía más de 55 años que no se veían. No podía creer lo que veían mis ojos. ¡Dos miembros de la familia se reunían en mi auto! Fue un momento único, emotivo y hermoso que nos hizo llorar a todos”.

 

¡Descubrí las múltiples formas de viajar este San Valentín, o cualquier día del año, con Beat! Simplemente, abrí tu aplicación Beat, solicitá un viaje y ¡sentí el amor! 

¡CONVIÉRTETE EN
CONDUCTOR HOY!

Ingresa tu número celular para recibir un SMS con el link de descarga de la aplicación y comienza
¡Así de fácil!

¿Quieres ver lo que tenemos para ti? ¡Ver más! He leído y aceptado los Términos y Condiciones