5 TALENTOS QUE VIAJARON POR EL MUNDO PARA TRABAJAR EN BEAT

“Amar la vida es fácil cuando se está en el extranjero, mientras sostienes la vida en tus manos y en soledad, y eres más dueño de ti mismo que en cualquier otro momento”, destacaba Hannah Arendt. En efecto, mudarse al extranjero puede tener un fuerte impacto en la vida, tanto en el plano profesional como en el personal. Según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, por término medio, los estadounidenses cambian su lugar de residencia un mínimo de 11 veces a lo largo de su vida, principalmente en busca de mejores oportunidades laborales. La perspectiva de mudarse a un nuevo lugar, o de volver a uno antiguo, es emocionante y está llena de posibilidades.

En Beat, ofrecemos a todos nuestros empleados innumerables oportunidades para participar y compartir su pasión, para mantener nuestras comunidades tan alegres, diversas y dinámicas como las personas que viven en ellas. Abrazamos fuertemente la idea de la reubicación, ofreciendo la oportunidad de comenzar una carrera en la tecnología y elegir la reubicación entre 7 hermosas ciudades centrales en todo el mundo: Atenas, Ámsterdam, Buenos Aires, Bogotá, Lima, Ciudad de México y Santiago. Todas nuestras oficinas han sido diseñadas con una cosa en mente: Ser lo más cómodas y adecuadas para nuestro trabajo.

A veces, el trabajo perfecto no está al final de la calle, sino a miles de kilómetros -o incluso a un océano- de distancia. Erik Polus, Vicepresidente de  Crecimiento de Beat, nacido y criado en Finlandia, pasó sus años de mayor formación en California y Nueva York. Un día, simplemente hizo dos maletas y se subió a un avión rumbo a Atenas. En realidad, decidió mudarse a un país que nunca había considerado en su búsqueda. “Después de casi una década en Nueva York, no podía imaginar en qué otro lugar de Estados Unidos querría establecerme, así que puse mi mirada en Europa: más cerca de casa, fácil de emigrar y, en general, con valores más alineados con los míos”, destaca. El hecho de poder formar parte de una ciudad así dentro de una escena tecnológica que pronto florecerá es una oportunidad única en la vida para Erik. “A medida que el invierno se convertía en primavera y verano, el tiempo en Grecia solo podía mejorar, y la verdad es que fue una primera impresión increíble, con un montón de fines de semana dedicados a explorar todo, desde las montañas y los sitios arqueológicos, hasta un puñado de islas en el medio”. A todos nos resulta familiar ese prurito de dejarlo todo y mudarnos a otra ciudad… ¡A veces parece que la decisión correcta es levantarse e irse!

Al cambiar de lugar, nuestras condiciones externas influyen en nuestras prioridades y enfoque en la vida. A veces, merece la pena tomar la decisión de mudarse con tu pareja o con toda tu familia a un país completamente nuevo para ti. Sophie Hadfield, Socia Principal de Adquisición de Talentos de Ingeniería en Beat, tomó la iniciativa de trasladarse de Londres a Ámsterdam con su pareja, para poder unirse al equipo de Beat y no estar demasiado lejos de sus amigos y familiares en el Reino Unido. “Como el responsable de la contratación mencionó que el puesto implicaba el traslado a Ámsterdam, mantuve una conversación con mi pareja al respecto antes de seguir adelante. Nos entusiasmaba la idea de trasladarnos fuera de Londres. Los dos no habíamos estado nunca en Ámsterdam, así que para tomar la decisión nos basamos en los amigos y en la investigación online”, destaca. A medida que la vida y la tecnología avanzan, la posibilidad de establecer tu vida en una nueva ciudad ha limitado a cero cualquier tipo de reto de distancia. Sophie también añade que “Las principales razones por las que nos alegramos de trasladarnos a Ámsterdam son: la hermosa arquitectura y los canales, ser la capital mundial del ciclismo, ser un lugar seguro para vivir y ser más compacto y fácil de recorrer. La flexibilidad para trasladarnos en las fechas que mejor nos convenían también hizo más cómodo el proceso”. Team Beat ayuda a los empleados a tener un proceso de reubicación sin problemas compartiendo con ellos una detallada Guía de Reubicación que se crea especialmente para cada ciudad y les permite “conocer de antemano” la ciudad y la cultura, encontrar alojamiento y entender la forma de vivir.  “Conseguí un apartamento y no podía creer que el trayecto a la oficina de Beat fuera un paseo de 6 minutos en bicicleta a través de varios canales”, menciona.

No podemos negar que trasladarse a un puesto de trabajo en una nueva ciudad es una forma segura de ayudar a “redondear” tus habilidades y experiencia. Estarás expuesto a nuevas ideas, además de construir una red más amplia. Jorge Cerna, Socio de Adquisición de Talento en Beat México, que antes trabajaba en Beat Perú, eligió reubicarse en un nuevo equipo, un nuevo mercado y una nueva ciudad para ganar experiencia en el extranjero y desafiarse a sí mismo tanto profesional como personalmente. “A principios del año de la reubicación, viajé a la Ciudad de México y a Nueva York y me di cuenta de que hay grandes oportunidades en las grandes capitales, que la escena de las startups es mucho más grande y por lo tanto el ecosistema en su conjunto está más desarrollado”, destaca. A Jorge le entusiasmó asumir ese reto de mudarse a otro país y seguir reclutando talentos para la empresa en un mercado nuevo y competitivo para él. “El proceso de reubicación fue impecable por parte de Beat en términos de burocracia. El equipo de Beat me apoyó mucho cuando llegué. Me sentí muy cómodo desde el primer día. Hubo, por supuesto, un proceso de adaptación, pero fue más corto de lo que esperaba gracias a mis colegas mexicanos, que me mostraron los alrededores y me enseñaron a desenvolverme en la ciudad. Considero la Ciudad de México como mi base gracias a Beat y a los amigos que hice aquí”, añade Jorge.

El Equipo Beat se ha convertido en una familia que crece y se adapta a las condiciones actuales. Un maravilloso resultado inesperado de la pandemia en nuestra forma de vida será una puerta abierta a una vida más sencilla, feliz y satisfactoria. Eso es lo que ya logró Paula Becerra, Especialista en Soporte de Productos de Beat México, al trasladarse, durante el periodo de la pandemia, de Colombia a la Ciudad de México para trabajar en Beat. “En 2020, mi esposo consiguió un nuevo trabajo en la Ciudad de México. A través de estos meses, llegó mi oportunidad de unirme a Beat, ¡Y fue como si estuviera destinado a suceder!” Paula decidió mudarse de Colombia a la Ciudad de México y comenzó un viaje completamente nuevo. “Nos mudamos a Ciudad de México y vivimos en un apartamento vacío durante unas semanas debido a la pandemia. No puedo esperar a que sea lo suficientemente seguro para que podamos empezar a disfrutar de una ciudad tan vibrante!” añade Paula. Es sorprendente ver a personas como Paula que tienen la pasión de aprovechar las oportunidades durante un periodo de crisis mundial. Cuando le preguntamos si está orgullosa de haber tomado una decisión así, mencionó “La gente con la que trabajo es increíble y me empuja a ser mejor. Me inspira cada día aprender algo nuevo y ponerlo a prueba en el mundo real”.

Al aprovechar las oportunidades de reubicación, no sólo te estás educando al interactuar con una cultura extranjera, sino que también sales de tu zona de confort, mejorando gracias a tu nuevo y emocionante desafío. Ekram Hoque, Científico de Datos – Dominio del Fraude en Beat, nació y creció en Bangladesh, con sus padres y su hermana, en uno de los países más densamente poblados del mundo. Un dato interesante es que su primer viaje en avión fue en 2021, cuando se trasladó a Ámsterdam gracias a Beat. “Como nunca he viajado fuera de mi país durante los primeros 27 años de vida, decidí que ya era hora”. Ekram tomó la decisión de mudarse al extranjero y también de casarse durante los tiempos de la pandemia. “La mudanza fue más fácil haciéndola con mi mujer que haciéndola solo. Quise aceptar esta aventura porque el puesto en Beat encajaba bien con mi formación”, destaca. Aunque viajar por el mundo por primera vez fue un reto para Ekram, el proceso de traslado fue súper tranquilo. “Para ser sincero, esta mudanza es uno de los mayores acontecimientos de mi vida, un gran cambio, y sí, ocurrió gracias a Beat. Me siento afortunado de que durante la situación de la pandemia recibiera las buenas noticias”, añade. Efectivamente, al trasladarse al extranjero, incluso en los momentos más inéditos, uno camina por aguas inexploradas, evoluciona y construye la mejor versión de sí mismo.

En Beat, cultivamos una cultura de aprendizaje y desarrollo continuos, cuidamos de la familia Beat ofreciendo una serie de beneficios como asistencia sanitaria privada, comidas saludables, viajes gratuitos en Beat, acuerdos de trabajo flexibles, un salario competitivo y un lugar de trabajo increíble en el corazón de las ciudades en las que estamos ubicados. Buscamos profesionales con talento para que se unan a nosotros en el viaje. Encuentra tu espacio en nuestras vacantes en: thebeat.co/cl/careers/

¿A dónde vamos?