Cómo nuestros patrones de movilidad afectan nuestra huella de carbono

¿Alguna vez has pensado en las horas que pasas atascado en el tráfico? ¿Las nuevas cosas y nuevos hobbies que podrías haber iniciado en lugar de dar vueltas hasta encontrar un lugar para estacionar tu auto? Los estudios sobre el transporte estiman que el costo anual de los congestionamientos es de 160.000 millones de dólares, lo que significa 7.000 millones de horas de nuestro tiempo perdidas por estar sentados en el tráfico, y 3.000 millones de galones adicionales de combustible quemados. ¡Los números hablan más que las palabras!

Un nuevo estudio del MIT sugiere que el uso de los servicios de transporte compartido podría reducir el número de vehículos en las calles por un factor de tres, sin afectar el tiempo de viaje. El transporte privado es una de las mayores fuentes de emisiones de gases que causan el efecto invernadero en las ciudades. Esto nos hace preguntarnos si podemos y estamos dispuestos a reducir nuestra huella de carbono diaria. 

Para la mayoría de nosotros, los trayectos de ida y vuelta al trabajo son el final de la rutina diaria. Sin embargo, la forma en que elegimos viajar a la oficina o incluso hacer nuestros recorridos diarios, también una de las mayores decisiones de conciencia  ambiental que tomamos. Según el informe de gases de efecto invernadero de 2019, el auto promedio de gasolina produce el equivalente a 180g de CO2 por cada kilómetro recorrido, mientras que un taxi común emite el equivalente a 210g de CO2 por kilómetro. Según una investigación de la Universidad de California, la gente tiende a utilizar más el transporte público para evitar hacer mandados con su auto privado cuando saben de que luego puede tomar un servicio de transporte compartido de regreso. 

Servicio de movilidad: ¿Tendencia o necesidad en América Latina?

América Latina es el hogar de más de 650 millones de personas, de las cuales el 83% vive en zonas urbanas; Se estima que para 2050, esta cifra podría ascender al 90%, según las predicciones de UN-Habitat. No sólo eso; en la próxima década se estima que la población urbana total aumentará a 711 millones. Piensa en esto: Casi el 30% del tráfico de las grandes ciudades se debe a los conductores frustrados que buscan un lugar para estacionarse.  En Ciudad de México, una de las ciudades más congestionadas del mundo, un trayecto al trabajo lleva una media del 66% más de tiempo y el tráfico añade 227 horas más al tiempo total de viaje de un pasajero.  Por otro lado, tenemos a los millennials, una gran parte de la población a la que no le importa tener un coche. Vale la pena mencionar que los millennials constituyen una cuarta parte de la población total de América Latina, un gran porcentaje de la población, conocido por su estilo de vida ecológico y que adopta a gran velocidad los modos de transporte alternativos y los servicios a su alcance que pueden marcar la diferencia en su huella de carbono diaria. 

Los datos de la movilidad eléctrica en América Latina revelan una oportunidad única para escalar. En 2018, sólo se registraron 23.000 vehículos eléctricos híbridos y se comercializaron sólo 3.700 vehículos eléctricos de batería. Para 2025, se espera que el mercado de la movilidad eléctrica alcance las 114, 700 unidades, con una tasa de crecimiento anual del 25%.  Cabe mencionar aquí que según la Organización Mundial de la Salud, la contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental en América Latina. En Beat creemos que el transporte en las megalópolis modernas debe electrificarse, construyendo un entorno más sostenible. Enfocados en América Latina y comprometidos a transformar el futuro de la movilidad, presentamos en octubre Beat Tesla, comenzando por la Ciudad de México, el primer y más grande servicio privado de vehículos totalmente eléctricos en América Latina.

Nos importan mucho nuestras comunidades y nos preocupamos por apoyarlas desarrollando soluciones de transporte inteligentes. Estamos orgullosos de que Beat Tesla se haya convertido en un importante aliado para el país y en una solución a la problemática de los congestionamientos desde el primer día. #AdóndeVamos, se preguntarán. Con el conocimiento adquirido en la Ciudad de México, estamos mirando hacia el futuro y trabajando ininterrumpidamente para crear estratégicamente un portafolio completo de servicios sostenibles, ofreciendo numerosas soluciones de movilidad y cubriendo las diferentes necesidades de nuestras comunidades. ¡Estamos encantados de reinventar la movilidad! Descubre más sobre nuestro servicio sostenible de alta tecnología y mantente al pendiente de lo que viene.