CULTURA BEAT

Cuando se nos pregunta qué necesitamos para sobrevivir, varias cosas importantes se nos vienen a la mente: comida, agua, sueño –las necesidades fisiológicas. Pero, ¿qué sucede si profundizamos un poco?

A medida que nuestras ciudades crecen, también lo hacen nuestras necesidades de tener un transporte conveniente. El transporte define cómo vivimos en nuestras ciudades, cómo se crean nuestras experiencias y afecta a nuestra idea general de calidad de vida. Cuando el transporte no sólo es conveniente, sino también seguro y asequible (¿quizás incluso divertido?), podemos disfrutar de las cosas que más importan.

En Beat, nos esforzamos por ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida.

Ya sea ofreciendo experiencias de transporte excepcionales para los pasajeros o creando oportunidades económicas para los conductores, la prioridad de Beat es sacar lo mejor de las ciudades en las que operamos.

¿Cómo lo hacemos posible? La respuesta es simple. Nuestra gente. Al poner a las personas correctas en las posiciones correctas, podemos reunir a un grupo de profesionales con ideas afines, pero al mismo tiempo diversos, unidos por nuestros valores fundamentales. Ello nos ha permitido crear un entorno de trabajo envidiable que inspira a nuestra gente para dar lo mejor de sí mismos a nuestros clientes y nuestras ciudades.

Antes de comenzar cualquier tipo de colaboración con diversos profesionales, proveedores, consultores – esencialmente cualquier persona que nos ayude a lograr nuestros objetivos- nos aseguramos de que estén en sintonía con nuestros valores fundamentales. Porque para nosotros esto es lo más importante. Nuestros valores no son solo palabras. Hablamos de ellos casi todos los días, durante las reuniones, las comunicaciones de la empresa, incluso durante el almuerzo.

Valores fundamentales
Ejecución implacable

Esto no tiene nada que ver con ser una persona implacable. Significa que  hacemos todo lo necesario para conseguir nuestros objetivos y creamos nuestras propias reglas para lograrlos. Es la razón principal por la que crecemos rápidamente como profesionales pero también como empresa. Trabajar duro no es suficiente, solo te ayuda pero no te hace crecer. Todos queremos llevar a nuestra empresa a un nivel superior y acordamos que haremos lo que sea necesario para alcanzar nuestros dos objetivos más importantes:

  • Ganar
  • Incrementar tu capacidad para ganar

Lo que nos ayuda a nosotros a tener éxito hoy y lo que ayuda a la compañía a ganar es probablemente diferente de lo que tendremos que hacer en 12-16 meses. Necesitamos adelantarnos a los acontecimientos constantemente y actuar rápido. La velocidad es nuestra principal ventaja competitiva.

Estamos “subiendo de nivel” continuamente y ampliando nuestro conjunto de habilidades para conseguirlo. Todos nuestros empleados tienen acceso a los recursos necesarios para ayudarlos a convertirse en las mejores versiones de sí mismos. ¡Pero el impulso viene de dentro!

Lucha por la calidad

La calidad es un concepto diferente para cada uno de nosotros. Las opiniones sobre lo que define la calidad varían dentro de nuestra empresa. Si preguntas a alguien del departamento de marketing y a un ingeniero qué significa la calidad para ellos, es probable que obtengas respuestas diferentes.

Sea cual sea tu versión de calidad, esperamos que luches por ella. Fomentamos debates abiertos y sin filtro, y esperamos que des lo mejor de ti para convencer a todos los demás de tu versión sobre lo que es calidad.

Automatízalo

Nos encanta la forma en la que la tecnología hace avanzar a la humanidad. Nos fascina ganar tiempo al automatizar tareas que previamente los humanos realizaban manualmente. Nos encanta bucear en el big data y aprender de ello. Confiamos en la tecnología para ayudarnos a ser rápidos, efectivos y eficientes.

Domina tu área

Queremos que nuestra gente domine su área de conocimiento y que sea la figura de autoridad cuando se trate de discutir o decidir sobre cualquier tema relacionado con el campo o la disciplina.

Cuando hablamos de nuestro sector, somos conocidos por nuestra experiencia. El profundo conocimiento de nuestro respectivo campo no solo impulsa nuestra propia pasión, sino también la de otros, ya que los anima a aprender más. Esto crea una sed insaciable de conocimiento. Estamos ansiosos y dispuestos a ayudar a las personas a crecer compartiendo nuestros conocimientos y dedicamos tiempo a capacitar a otros.

En conjunto,
estas cuatro cualidades representan quiénes somos, el tipo de trabajo que producimos y por qué estamos tan dispuestos a hacer lo que sea necesario para tener éxito. Mientras nuestro negocio crezca y conquistemos nuevos territorios, y mientras observamos el avance de nuestro producto, estos objetivos permanecerán integrados en nuestro trabajo. Este enfoque ha demostrado ser exitoso para nosotros. Porque en muy poco tiempo, pasamos de operar en un pequeño mercado a competir en grandes mercados globales contra competidores increíblemente grandes.
Alto desempeño

Lo que conecta a nuestra gente talentosa es un conjunto básico de prácticas que apoyan una cultura de alto rendimiento. Más en concreto:

  • Comunicamos de manera abierta, clara y constante las expectativas sobre el trabajo que debe realizarse y los desafíos a los que nos enfrentamos.
  • Nuestros líderes de equipo ayudan a la compañía a crecer rápidamente, asegurándose de tener a su cargo a personas con un alto rendimiento y con las cualificaciones adecuadas en cada posición, lo que permite a los equipos actuar con precisión y velocidad para completar los proyectos.
  • Nuestra gente practica la honestidad radical (inspirada en Radical Candor) al decirnos la verdad de manera oportuna e, idealmente, cara a cara.
  • Alentamos el debate fundamentado en opiniones sólidas y basadas en hechos, pero podemos dejarlas de lado y comprometernos con cualquier decisión que se tome, solo después de que hayamos expresado nuestro desacuerdo de la manera más firme.
  • Basamos nuestras acciones en lo que es mejor para el cliente y para nuestra empresa. Equilibramos los egos y no estamos siempre tratando de demostrar que tenemos razón.

Para nosotros, un gran lugar para trabajar no es aquel donde nos ofrecen almuerzos gratuitos, gimnasios ni lujosas oficinas (aunque intentamos proporcionar tales ventajas a nuestros equipos). Un gran lugar de trabajo para nosotros es aquel donde existe un equipo ideal que persigue ambiciosos objetivos comunes. Así es como aprendemos más, rendimos al máximo y mejoramos más rápido. Sin mencionar que ¡es donde nos divertimos más!

Debido a que contamos con talento de alto rendimiento, podemos operar con un conjunto mínimo de normas, procedimientos y reglas. Tratamos de mantenerlos lo más simples posible porque pensamos que los procesos complejos obstaculizan nuestra velocidad y agilidad.

Nuestras reglas se basan en tres principios:
Confianza
Nos regimos por una filosofía operativa que se basa en confiar los unos en los otros. Nuestros equipos entienden que deben confiar en el trabajo de los demás, proporcionar comentarios críticos honestos y evaluarse mutuamente en función de los resultados, en lugar de cumplir con las normas corporativas convencionales. Cuando existe un clima de confianza, los miembros del equipo están dispuestos a admitir debilidades, a pedir ayuda, a ofrecer o aceptar disculpas y esperan trabajar juntos como grupo con ganas.
Abiertos al conflicto y al debate
A pesar de que en los lugares de trabajo los conflictos suelen ser considerados un tabú, creemos que los conflictos y los debates sanos son extremadamente productivos. Nuestra idea de conflicto se limita a los conceptos e ideas y no toleramos ataques mezquinos centrados en la personalidad. Los equipos que se involucran en conflictos sanos lo hacen con el único propósito de crear la mejor solución posible en el menor tiempo posible. Queremos resolver los problemas rápidamente, pero enfocándonos solo en temas importantes que no generarán discusiones incómodas de naturaleza personal.
Compromiso con la ejecución
Después de una ronda de debates sanos, es más fácil para nuestros equipos comprometerse con la decisión tomada, ya que son conscientes de que se han beneficiado de las ideas y opiniones de los demás. Creemos que el compromiso es un resultado de la claridad. Tomamos decisiones claras que nos permiten avanzar con precisión. Si bien no tomamos decisiones basadas en la votación, ya que cada reunión tiene sus propios facilitadores y responsables de la toma de decisiones según el tema, creemos que es importante que las opiniones de todos los miembros del equipo sean escuchadas y tomadas en consideración.
Seguimos un modelo organizativo matricial para poner en práctica estas creencias.

Para mantener el equilibrio, es igualmente importante que nuestros empleados reporten tanto a un jefe funcional como a un chapter leader (líder de área).

El jefe funcional es la persona responsable de los resultados de un equipo. Es el líder del equipo. El chapter leader es la persona con más experiencia en cada disciplina, y guía a los empleados para que sigan las mejores prácticas, ya sea en el departamento de Marketing, Mobile Development o Finanzas.

Para nosotros, es fundamental que todos los empleados trabajen con ambos tipos de gerentes para obtener diferentes perspectivas sobre sus productos y garantizar el mejor resultado. Esto plantea la siguiente pregunta: ¿quién es responsable de evaluar al empleado? Si bien la responsabilidad principal es del chapter leader, el jefe funcional también cumple funciones de evaluación. Esperamos que ambos estén de acuerdo con la evaluación del empleado. La evaluación no debe diferir drásticamente, ya que todos compartimos los mismos valores comunes que se aplican al evaluar el rendimiento.

Intentamos aplicar esta filosofía a todo lo que hacemos.
Por ejemplo, cuando estamos desarrollando nuevos productos, preferimos que haya al menos dos responsables en lugar de uno. Queremos que exista un acuerdo mutuo para determinar la mejor forma de actuar en cualquier desafío que esté por llegar.

Lo más importante es que estamos orgullosos de nuestro enfoque centrado en las personas y de nuestro estilo gerencial moderno.

Al fin y al cabo, nuestros productos y servicios no tendrán éxito si nuestra gente no tiene éxito. Los viejos estilos gerenciales enfocados en la jerarquía no funcionan en nuestra organización y no nos permiten crecer a la velocidad que queremos. La vida moderna, centrada en la tecnología, exige un estilo gerencial diferente. Muchas otras organizaciones que están automatizando cada vez más sus procesos, al igual que nosotros, se olvidan de su gente y de los factores emocionales involucrados. En Beat, invertir tiempo para asegurarnos de que nuestra gente está contenta y satisfecha con su trabajo, su equipo y su jefe es una tarea muy importante para nosotros y es el primer paso en todo lo que hacemos.

El desarrollo personal y profesional dentro de Beat es único. No caemos en los mitos de liderazgo que exigen comprobar cada requisito estereotípico de una lista, o seguir el programa de una persona para permitirle crecer o para ascender. Pero eso no significa que le demos responsabilidades a las personas que no están listas para ello. El viaje de cada individuo en Beat se adapta a sus habilidades y a su capacidad para desempeñar su función en el nivel en el que se sienten seguros.

Esto es solo la punta del iceberg. Todos los días aprendemos algo nuevo.

Estamos construyendo una cultura que sigue creciendo. Con suerte, nunca se detendrá. De lo contrario, eso significa que nosotros como empresa y los profesionales que trabajamos en ella, también nos hemos detenido.

Si podemos resaltar un punto clave de este documento, es que en Beat tenemos una necesidad de sabiduría. Inspirados por uno de nuestros modelos, Barry Schwartz, reconocemos que una persona sabia sabe cómo hacer una excepción a todas las reglas, sabe cómo usar las habilidades morales en la búsqueda de los objetivos correctos y, lo más importante, es consciente de que la sabiduría se adquiere, no se nace con ella.

Por supuesto, necesitamos nuevas reglas y nuevas descripciones de cargos, y necesitamos principios operativos. Pero a fin de cuentas, lo que nos permitirá aportar a la sociedad, a nuestros empleados y a nuestros clientes es la forma en que las personas entienden y siguen este manifiesto. Es la cantidad de sabiduría que nuestra gente tenga (y que se les permita poner en práctica) la que marcará la diferencia y nos ayudará a lograr nuestro objetivo general: ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida.

El camino que seguirá nuestra cultura depende de nuestra gente. Siempre damos la bienvenida a aquellos que creen en lo que estamos haciendo, que están listos para avanzar rápidamente y, lo que es más importante, que se alinean con nuestros valores fundamentales para acompañarnos en este viaje.

VE ARRIBA
CONVIÉRTETE EN UN CONDUCTOR BEAT

¡CONVIÉRTETE EN
CONDUCTOR HOY!

Ingresa tu número celular y recibirás un SMS con el link de descarga de la aplicación para empezar.
¡Así de simple!

¿Quieres ver lo que tenemos para ti? ¡Ver más! He leído y aceptado los Términos y Condiciones.