La industria de la movilidad en América Latina

¿Cómo cambió el panorama en la última década?

¿Qué pasa si mañana, cuando te despiertes, necesitas montar a caballo para ir a trabajar? ¿Te imaginas un mundo en el que los autos sean un lujo solo para unos pocos y la gran mayoría de la gente necesite caminar incluso durante horas para llegar a tiempo al trabajo? Sin duda, lo que se describe arriba parece inverosímil y totalmente del pasado. Sin embargo, al mismo tiempo, no debemos dejar de mencionar que la última década ha sido la más impactante en la forma en que nos movemos a diario.

 El 31 de octubre también fue un día especial para nosotros aquí en Beat. Existimos para construir tecnología para una mejor vida urbana y celebramos el Día Mundial de las Ciudades como una ocasión más para inclinarnos sobre nuestras comunidades e impulsar cualquier tipo de cooperación que contribuya al desarrollo urbano sostenible.

La revolución de la movilidad urbana

La aparición de tecnología avanzada ciertamente ha beneficiado al mundo en gran medida. ¡Piénsalo! ¿Puedes encontrar algún área donde la tecnología no haya mostrado su presencia? Si todavía lo estás pensando es porque cada vez son menos lugares.

La industria de la movilidad urbana se puede definir como una forma contemporánea de utilizar un taxi privado para facilitar el transporte. Atrás quedaron aquellos días en que el conductor tenía que detenerse en varios cruces para recoger a uno o más pasajeros o pasajeros que tenían que pararse en la estación de autobuses esperando para viajar. Mejorar la experiencia general de los clientes ha sido el principal objetivo de las empresas de movilidad durante los últimos años. 

En la actualidad, América del Norte es el país que más contribuye al mercado global de los servicios movilidad urbana, seguido de Asia-Pacífico. En 2017, el mercado mundial de estos servicios se valoró en $36,450.0 millones. Se proyecta que aumente a $ 126,521.2 millones para 2025, registrando una Tasa de Crecimiento Anual Compuesto (CAGR) del 16.5% de 2018 a 2025.

El desafío de América Latina

Para poder comprender el contexto de la evolución del transporte en América Latina, es necesario entender la situación actual del continente. América Latina ha tenido un gran crecimiento poblacional en las últimas décadas, asociado a un intenso y descontrolado proceso de urbanización. Entre 1995 y 2009, la población total pasó de 472 a 575 millones de personas lo que se traduce en un aumento del 20% en solo 15 años.

Según datos de la ONU, hay en América Latina más de 30 áreas urbanas con más de 2 millones de habitantes, y hay megaciudades como São Paulo (21 millones), Ciudad de México (20 millones), Buenos Aires (15 millones), Río de Janeiro, Lima o Bogotá (alrededor de 10 millones cada una)

América Latina se encuentra entre las regiones más urbanizadas del mundo, con el 80% de la población viviendo en grandes ciudades. Se espera que para el 2025 el 90% de la población esté urbanizada y con eso la densidad poblacional se magnifique.

La necesidad de soluciones de transporte estuvo y sigue estando presente, es real y esencial. Una mejor movilidad urbana mejora la calidad de vida de los ciudadanos de estas ciudades al mejorar la cantidad y calidad de las oportunidades laborales accesibles para las personas, facilitando la difusión de ideas entre áreas que antes no tenían una conexión física.

A diferencia de muchos países de Europa y otras regiones del mundo, América Latina está muy ligada al transporte tradicional, como autobuses, trenes y sistemas de metro. Poseer un automóvil también es muy importante para la mayoría de las personas, ya que muchos lo consideran un activo prestigioso.

Sin embargo, en los últimos tres años, América Latina ha ido cambiando lentamente y se espera que la tendencia continúe en el futuro. Muchos pasajeros jóvenes le están dando menos importancia a tener un automóvil y optan por servicios de transporte privado a pedido, como el servicio de movilidad urbana, que actualmente se encuentra entre los nuevos modelos de negocios de movilidad de más rápido crecimiento, y se espera que ofrezca un potencial de mercado de mil millones de dólares al 2025.

Como muchas ciudades grandes (São Paulo, Ciudad de México, Bogotá) no tienen la condición suficiente para transportar a los pasajeros hacia y desde el trabajo, sus sistemas de transporte colectivo a menudo operan por encima de su capacidad durante las horas pico, lo que hace que el tiempo de viaje sea bastante incómodo.

América Latina es una de las regiones más urbanizadas del mundo. Es el hogar de más de 649 millones de personas y cerca del 83% de la población es urbana. Se estima que las ciudades de América Latina crecerán a 711 millones en la próxima década. La única faceta común que enfrenta es la velocidad y escala de la urbanización moderna y la incapacidad de la planificación urbana para crecer al mismo ritmo.

En lo que respecta al tráfico, la situación es, por tanto, complicada. A menudo se argumenta que alrededor del 30% del tráfico en las grandes ciudades urbanas consiste en conductores frustrados que dan vueltas y buscan un estacionamiento. ¡Muchos se sentirán identificados! Por ejemplo, la Ciudad de México está clasificada como una de las ciudades más congestionadas del mundo, con viajes que duran en promedio un 66% más y el atasco de tráfico agrega 227 frustrantes horas de tiempo de viaje para la vida anual de un pasajero típico.

A medida que la demanda de alternativas de transporte más sostenibles cumple con los avances en la tecnología, la cultura latinoamericana de movilidad urbana tradicional y paisaje se enfrenta gradualmente a un cambio masivo con más opciones para llevarlo del punto A al punto B.

Aplicaciones de movilidad: El futuro en América Latina

Según el portal de estadísticas Statista, se espera que los ingresos por aplicaciones de movilidad superen los mil millones de dólares para 2023, casi cuatro veces los 518 millones de dólares registrados en 2018. Se espera que los ingresos muestren una tasa de crecimiento anual del 16,6%, lo que resultará en un volumen de mercado de 16.459 millones de dólares. para 2023.

Un factor que desencadena esta demanda es el deseo de tranquilidad del pasajero. La seguridad del transporte en América Latina es un peligro conocido, así que los pasajeros recurren a los servicios de aplicaciones de movilidad por razones de tranquilidad, ya que ofrecen características como transparencia de precios y rastreo por GPS. Los millennials son actualmente una cuarta parte de la población latinoamericana, por lo que optar por utilizar modos de transporte alternativos conduce a un número creciente de uso de teléfonos inteligentes. ¿Sabías que América Latina es el segundo mercado móvil de más rápido crecimiento del mundo? 

Para 2025, se estima que América Latina verá unos 484 millones de usuarios de teléfonos inteligentes con acceso a servicios de comercio electrónico basados ​​en aplicaciones móviles, lo que hará que el subcontinente esté “abierto a los negocios” y un nuevo punto de acceso comercial entre las plataformas de mercado de viajes compartidos en línea. Moviéndonos hacia un futuro en el que todo tipo de necesidades y servicios pueden ser atendidos con solo tocar un botón, Beat ha estado cambiando la movilidad urbana de América Latina desde 2014 con su llegada a Lima, donde hoy cuenta con 6 servicios disponibles: Beat, Lite, Envío, XL, Misión y Luxi. Estamos orgullosos de nuestro profundo conocimiento de las necesidades de la región con el exclusivo enfoque hiperlocal que hemos estado siguiendo. Las ciudades son nuestro hogar. Nos inspiramos en la singularidad de cada paisaje urbano y su gente.

“Cada viaje es una experiencia que abre las infinitas posibilidades de cada ciudad”.

¿A DÓNDE VAMOS?

Únete a nosotros en el viaje: mira los empleos disponibles o viaja con Beat.